Incentivos fiscales a la investigación

El programa de crédito fiscal sobre la investigación y experimentación se agregó al Código de Impuestos Internos en 1981 para incentivar los gastos calificados de investigación y desarrollo y para pagos a organizaciones calificadas por investigación básica. Debido al éxito abrumador del programa a nivel federal, la mayor parte de los estados ahora también ofrecen un incentivo fiscal de investigación (p. ej., ya sea en la forma de un crédito o de una deducción). Estos incentivos fiscales combinados de investigación, federales y multiestatales, ayudan de manera exponencial a las empresas a imponer sus gastos reales para diseñar y desarrollar sus productos "de primera clase" de próxima generación, así como también sus mejoras en el proceso de fabricación.

Los incentivos fiscales a la investigación se pueden aplicar a prácticamente cualquier industria, incluidas, entre otras:

  • Ciencias biológicas (p. ej., industria farmacéutica; biotecnología; dispositivos médicos; etc.);
  • Ciencias alimentarias;
  • Energía;
  • Sustancias químicas;
  • Metales y minería;
  • Industria aeroespacial y defensa;
  • Software y electrónica;
  • Semiconductores;
  • Servicios financieros (p. ej., tanto para venta, alquiler de terceros como para software con licencia y software para uso interno);
  • Transporte (p. ej., aerolíneas, automotores, etc.);
  • Servicios públicos.

El área de incentivos fiscales a la investigación de Prager Metis CPAs, LLC tiene verdaderos expertos en la materia con amplia experiencia en el diseño y la implementación de metodologías sostenibles para incentivos fiscales a la investigación a nivel federal y multiestatal que cumplen plenamente con la Circular 230 y todas las interpretaciones legales, administrativas y judiciales aplicables. Contáctenos hoy para obtener una consulta gratuita.


2018-12-11T15:42:00-05:00